miércoles, mayo 12, 2010

El café es mi combustible

El café es mi combustible
La dicha de aromas en miel
Sabor de canela en la lengua
Calor de tus ojos de hiel

Sabor de la tierra caliente
Sentencia del tiempo en la sed
La aurora de anoche nacía
Del llanto del viento en la piel

Bebemos la noche en sentencias
Palabras que sangra el papel
Veneno a sabor de tus labios
La muerte me viene bien

http://www.recetascafe.com/wp-content/uploads/2009/10/fabrice-de-villeneuve-espresso-cup.jpg

5 comentarios:

Sofia Chiquetts R. dijo...

Me encantó!!! saludos.

Abraham Ronel dijo...

Casi pude oler e imaginar el cuerpo de un café espeso .

De repente me sentí en los cafetales colombianos. Sin embargo, espero no toparme con otros combustibles como la marihuana. No soy tan prendido que digamos.

Saludos.

marichuy dijo...

Mi querido Luis

Qué chulada de poema, a mi vicio favorito.

Como dice Abraham: casi puedo sentir el aroma de un buen café (hecho con grano de ls Sierra Norte de tu tierra). Una delicia leerte.

Un abrazo

Makeda dijo...

Alguna vez escuche algo como ..."el café es negro como la noche,caliente como el infierno y dulce como el amor"...es cierto. Interesnta ese amor por el café,prefiero el té...la infusión me va más. Un saludo.

La Escribana dijo...

En estos arbitrarios partidos de la lectura, ¿Quién no va a amar ese momento melancólico que nos otorga la charla -con personas o autores- en compañía de un buen café?