domingo, julio 27, 2008

Nueva Teoría del Caos (de Alberto Blanco)

a György Ligeti


Dice Rilke

en la primera de sus Elegías del Duino

que la belleza

no es más que el comienzo

de lo terrible que todavía podemos soportar



Siguiendo esta definición

podríamos decir

que el orden

no es más que el comienzo

del caos que todavía alcanzamos a comprender



Lo terrible es la belleza

que no podemos soportar



El caos no es sino el orden

que no logramos comprender

_______

Alberto Blanco
Blanco, Alberto. (2005) Música de Cámara Instantánea. México: CONACULTA

7 comentarios:

Rosana dijo...

Luis:
Bálsamo.
Tiene tiempo que no escribo y creo que es por una pena enorme. Sin embargo, algo me indujo a abrir mi blog, a releer tu comentario y a abrir tu rincón. Gracias por la reproducción de las palabras de Blanco. Insisto: bálsamo... y a su vez ácido a la herida.
Pero bueno, siempre hay cosas más interesantes, o quizá más profundas (por paradójico que parezca) como el mundo mismo. No sé qué nos espera en México y en general en este planeta. Estamos de cabeza y lo estamos hundiendo. Estos festejos del centenario y bicentenario son una farsa. Es lo único que puedo decir. Habrá que esparcir una especie de pólvora que haga estallar las rocas que tenemos en los ojos.
(No puedo dejar de agradecer por aquel halago a la escritura.) No canto, no bailo, esa es la única forma que tengo para gritar.
Un abrazo enorme,
Rosana.

laveron dijo...

Por suerte existe el principio de incertidumbre, para el campo del arte
se abre una pequeña puerta.
¡Caosmosis!

Luis Alvaz dijo...

Rosana...

Finalmente, para que exista el bálsamo, primero tuvo que haber una herida, que quizá la realidad carcomiera hasta el punto en que no cicatrizara o provocara una sepsis intratable. Quizá ese mal merodea a nuestras sociedades que se lamen la herida, para posponer la curación o la amputación.
Pero bueno, sigamos blandiendo la escritura, como una esperanza al bálsamo, como un recipiente que todo lo contiene, todo lo resiste y quizá alguna vez sirva de algo.

Una abrazo. Espero que sigas escribiendo cosas interesantes en tu blog (sé que así será).


Laveron...

Lindo concepto "Caosmosis", la verdad no lo conocía, y no se si haya aplicado alguna vez a algo, aunque me parece que en el arte se puede comenzar a utilizar como una suerte de sistematización del azar, por muy paradójico que esto suene.

Claro que siempre ha existido ese "principio de incertidumbre" en el ámbito artístico, sobre todo por la interpretación, o en término semánticos, la poiética, que nunca va a ser controlada por el creador.

Pero el Caos es un campo tan novedoso y complejo, que quizá pocos lo han aplicado con debido respeto y seriedad.

Me parece que la pintura de Pollock y los expresionistas abstractos puede entrar en este rubro.

Saludos

tan versátil como acústica dijo...

creo que cuando más cuesta soportar la belleza es cuando nos lastima con su rechazo.

encima, y para colmo, el peso de la arbitrariedad. no fue dada ni a los mejores ni a los peores, solo a los que fue dada.

hay otro tipo de belleza, la lograda, que supongo que si se lleva con mayor soltura.

Gabriel dijo...

Hola Luis, sigo recorriendo tus espacios.
La definición de Rilke es maravillosa y trágica, definitiva.
Caos, orden, son tan diferentes.
No creo en la existencia del caos o del orden como conceptos absolutos.
Unas barajas desparramadas sobre una mesa, podrán tener un "orden" caótico para un observador cualquiera, pero no para quién las distribuyó cuidadosamente.
Es tentador llamar caóticas a las estructuras en las que no logramos encontrar patrones.
Y seguiría divagando, el tema me apasiona.
Aquí dejo, entonces, este caótico comentario.
Un abrazo muy grande,

Gabriel

MaleNa dijo...

Cada entra tuya me lleva por diversos caminos, con pocas palabras se puede provocar un sinfín de pensamientos.

Rilke es un "mirador" no hay duda, llevo adherida una frase
"todo ángel es terrible" y sigo delirando porque siempre sentí que la belleza duele.

Blanco es extremo y maravilloso.

El caos fue un concepto derivado de la teoría de la alquimia, cosa por demás interesante.
El orden del caos ¿el caos es orden? Presiento que sí.
Nunca recomiendo nada pero si podés mirá Pi de Darren Aronofsky.

Abrazo determinista.


MaLena.

laveron dijo...

Caosmosis no es un término mío, es el título de un libro de Félix Guattari, psicoanalista y filosófo fránces. Te lo recomiendo, así como a su "socio" en algunos otros textos: Gilles Deleuze.