sábado, febrero 21, 2009

Oblivion

En ocasiones olvido
           que oblivion

recuerdo [que todo
      es un recuerdo
                     vago]

anhelo que todo
           sea olvido
             y oblivion

que el tango
            me corte
                   la sangre

que el sopor
         se ahogue
                   en mis venas

en ocasiones lo olvido
           y oblivion
                     recuerda

[que todo es un
        recuerdo vago]

una funesta melodía
que se repite y repite

se acuerda que nosotros
también lo olvidamos

ya hace tantos años
la memoria se enamoraba
          del tiempo

se enredaba lentamente
en su creciente
letargo

y así como en
ocasiones olvida

otras veces recuerdo
que el tiempo
ha pasado

o nosotros lo
hemos recorrido

con los pies desnudos
y los semblantes postrados

por eso a veces recuerdo
que el olvido
         es el silencio

es una tregua
           un descanso
un cajón
       que almacena
                  sombras
y miedo
          a recordar
                 que ahí estamos

despiertos
esperando al olvido
que viene
.
tan pronto
.
tan cerca
.


Oblivion, de Astor Piazzolla, por el Cuarteto de Cellos Rastrelli

6 comentarios:

marichuy dijo...

Luis

Ya no me quiero repetir... pero adoro a Piazzola y al tango.

Saludos y gracias por compartir

Luisa Fernández dijo...

Hola!! Pese a los intentos por alejarme de todo lo referente a los blogs, estoy aquí.De vez en cuando te leo y me parece interesante pero alguna cosa me impide anunciarme. En fin...estoy de vuelta y espero que dure más de 5 min.
Te dejo un abrazo y gracias por Piazzola, por Borges y bueno, qué más puedo decir?

MaleNa dijo...

Es terrible el olvido, creo.

Gracias por evocar a Piazzolla, Oblivion danza a veces con mi tristeza.

Un fuerte abrazo, querido Luis.

Luis Alvaz dijo...

Marichuy...

No te atormentes por eso, repite y repite, eso previene que no seamos presas del olvido. Además yo no me canso. Diría Kundera: "la felicidad es el deseo de repetir".

Saludos

Luis Alvaz dijo...

Luisa...

Hola!!, ya tenía bastante que no te veía por aquí.
Es probable que de repente esto de mantener un blog se vuelve una carga, aunque la verdad espero que ese momento no llegue pronto para mí.
Bueno, espero que sigas publicando.

Saludos

Luis Alvaz dijo...

Malena...
Sí, ya lo creo, el olvido es terrible, y yo soy presa de él a diario. Aunque hay cosas que de verdad deberíamos dejar, y quizá esas sean las más difíciles de olvidar.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo inmemorial.